Viajes

EL OCEANOGRÁFICO DE VALENCIA

Ya hemos comentado que Valencia ofrece múltiples posibilidades y, sobre todo con niños: el Oceanográfico, el Bioparc, el parque de Gulliver…

Uno de los sitios que visitamos en nuestro viaje a Valencia el año pasado, fue el Oceanográfico.

El Oceanográfico de Valencia es el acuario más grande de Europa. Situado en el complejo arquitectónico vanguardista de la Ciudad de les Arts i les Ciències de València, el acuario constituye un auténtico homenaje a los mares y océanos del planeta y contiene acuarios de grandes dimensiones que reproducen fielmente los ecosistemas marinos más importantes.

De esta forma, el Oceanográfico de Valencia se configura como un centro científico, educativo y recreativo de primer orden.

La ubicación del Oceanográfico de Valencia deriva de la estrecha relación que la ciudad mantiene con el mar.

Más allá del componente lúdico, su principal objetivo es promover de forma activa la conservación de los mares y de sus habitantes y divulgar la importancia de este mensaje entre la población de la Comunidad Valenciana y del resto del mundo.

Para ello, lleva a cabo de manera regular proyectos de investigación y educación relacionados con el mar y los océanos. En su afán por favorecer el conocimiento de este medio, el Oceanográfico propone al visitante un viaje a través de los diferentes ecosistemas marinos.

Alberga más de 45.000 ejemplares de unas 500 especies diferentes: como delfines, belugas, morsas, leones marinos, focas, pingüinos, tortugas, tiburones, rayas, peces sierra, medusas, estrellas, erizos, crustáceos, entre otros, además de reptiles y aves típicas de zonas húmedas, como las que viven en la Albufera de Valencia y en las zonas tropicales.

En el Oceanográfico se representan los principales ecosistemas marinos del planeta, con instalaciones dedicadas a los siguientes ambientes acuáticos: mediterráneo, humedales, mares templados y tropicales, océanos, Antártico, Ártico, islas y mar Rojo, además del delfinario con 24 millones de litros de agua y una profundidad de 10,5 metros. 

Para nosotros no era la primera vez que visitábamos el Oceanográfico, pero sí para Martín.

Martín era aún muy pequeño para disfrutar totalmente de la visita, pero le llamaban mucho la atención los diversos animales. Algo que también le encantó fue ver a los cuidadores dando de comer a los animales.

El espectáculo de los delfines siempre enamora al público y, a nosotros tampoco nos dejó indiferentes.

Es un espacio donde pierdes la noción del tiempo y te quedas extasiado ante las maravillas marinas.

La buena temperatura de la que goza la ciudad de Valencia y las estupendas instalaciones hicieron que pasáramos una jornada estupenda, ya que el complejo cuenta con zonas de descanso, de restauración y otros servicios.

Sin duda volveremos al Oceanográfico.

(Datos tomados de su página web)

2 comentarios en “EL OCEANOGRÁFICO DE VALENCIA”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s