Ocio y tiempo libre

MI GLOBO DE HELIO

Hace unos días recibimos un regalo muy especial, ¡un globo de helio!

Cualquier tipo de globo, por sencillo que sea, siempre significa fiesta y diversión. Aparecen en las ocasiones más especiales y su simple presencia es sinónimo de celebración. 

Y si los globos son de helio, la fiesta está asegurada.

Para cualquier niño resulta mágico que los globos “vuelen” y, estando en casa, no pasarán del techo, pero debemos advertirles que si salimos a la calle y no lo llevamos bien sujeto a la mano, corremos el riesgo de que se nos vuelen y ya no podamos recuperarlo. A todos nos viene la imagen a la mente de un globo soltándose de la mano de un niño y su cara llena de tristeza.

Hace algunos años, los globos de helio, únicamente se podían ver en las fiestas populares, tanto en el recinto ferial, como “globeros” vendiéndolos en las calles y plazas más concurridas de la localidad en fiestas.

Que te compraran un globo de helio era todo un acontecimiento.

Normalmente este tipo de globos están decorados con formas de personajes de dibujos animados actuales, que no pasan desapercibidos para ningún niño.

Ahora podemos comprar o, incluso alquilar, las botellas de helio para nuestras celebraciones.

Hace unos años, en la Escuela Infantil Cardelina, celebramos la fiesta de navidad con una suelta de globos de helio con bonitos mensajes y nos consta que alguno llegó a destino.

Siempre recordamos esa fiesta con mucho cariño.

Muchos son los juegos que podemos hacer con este tipo de globos. 

Una propuesta, para niños pequeños, sería atar dos globos en los pies del bebé. Dar “patadas” es muy beneficioso para todo el cuerpo y el desarrollo del cerebro. Así fortalecen los músculos del vientre y las piernas y empiezan a ejercitar el movimiento del mentón hacia los pies; este movimiento de la barbilla es importante para la fuerza del cuello.

Con niños más mayores, podemos hacer otros muchos juegos. Una idea muy divertida es dejar que uno o varios globos se “peguen” en el techo y poner una cuerda a una medida que, para agarrarlo, necesiten saltar.

Pese a que dicen que el helio suele durar pocos días, este globo que nos han regalado, debe ser muy “resistente” porque ahí sigue “agarrado” al techo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s